viernes, 23 de septiembre de 2016

De interés para los ratones con alzhéimer

(AZprensa) El deseo por encontrar mejores remedios a las enfermedades y el deseo de captar la atención de los lectores, hace que muchas noticias creen falsas esperanzas precisamente en personas debilitadas física y emocionalmente por esas enfermedades. Es lo que sucede cuando leemos titulares como “Una nueva molécula detiene el desarrollo del alzhéimer” y luego resulta que se trata de una molécula en fase de experimentación animal que –en el mejor de los casos- tardará más de una década en llegar al mercado. Eso es como enseñarle a un niño un caramelo y luego, ante sus atónitos ojos, comértelo tú.

Por eso, cuando se den este tipo de noticias hay que ser especialmente escrupuloso y tratar de evitar que se generen falsas esperanzas. Un claro ejemplo (de lo que sí se debe hacer) lo acabamos de tener con la nota de prensa divulgada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que, acertadamente, ha completado el titular especificando “Una nueva molécula detiene el desarrollo del alzhéimer en ratones”.

Se referían a una nueva molécula, denominada ASS234, que detiene el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer y mejora los síntomas cognitivos, según concluye un estudio con ratones transgénicos portadores de genes humanos tratados para causar la enfermedad, que ha sido efectuado por investigadores del CSIC, la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad Autónoma de Barcelona. Las características de esta molécula sugieren su uso para tratar el deterioro cognitivo y la neurodegeneración que subyace en el alzhéimer. Dicho estudio ha sido publicado en la revista “Journal of Psychiatry and Neuroscience”.

No hay comentarios: