jueves, 24 de noviembre de 2016

Desconocimiento generalizado sobre los antibióticos

(AZprensa) La presidenta del Colegio de Médicos de Murcia, Isabel Montoya, ha destacado la importancia de aunar esfuerzos entre todos los profesionales sanitarios a la hora de mejorar la información sobre los medicamentos y, en concreto, sobre el uso adecuado de los antibióticos ya que “el 47% de los ciudadanos españoles han consumido antibióticos en el último año”. Como se recoge igualmente en el Eurobarómetro sanitario de 2016 , “el 17% de los ciudadanos usa los antibióticos para tratar procesos gripales, dolores de garganta o resfriados, lo que supone un consumo innecesario”. Este elevado porcentaje revela un alto nivel de desconocimiento de la población respecto a la indicación y uso de los antibióticos, puesto que “solo un 37% de los españoles conoce que los antibióticos no son eficientes contra los virus”.

Isabel Montoya también ha llamado la atención sobre el hecho que el 26% de pacientes abandona los tratamientos antes de la duración prescrita por su médico, dado que creen que sólo hay que tomarlo por la presencia de un síntoma.

Refiriéndose a los médicos, ha declarado que “tenemos que mejorar la prescripción con evidencia y conocimiento y eso lo tienen que hacer los profesionales con competencias para prescribir y dispensar, siempre con la presentación en las oficinas de farmacia de la receta oficial en papel o vía electrónica. Hay que respetar el Real Decreto sobre prescripción y dispensación de medicamentos y trabajar todos los agentes implicados en estas líneas de mejora siempre por el beneficio de los pacientes”.

Sin embargo también ha querido recordar las presiones a las que está sometido el médico durante la prescripción, con un paciente descontento que considera que si no se le prescribe no se le ha atendido bien, una industria farmacéutica con intereses y la falta de tiempo adecuado para explicar al paciente por qué se le prescribe o por qué no, entre otras, lo que podría traducirse en una hiper prescripción que intenta compensar los aspectos que no se cubren. Su receta es muy clara: “Contar con más tiempo en el ámbito público sanitario para poder explorar, prescribir e informar del tratamiento con detenimiento al paciente”.

2 comentarios:

Felipe dijo...

"las presiones a las que está sometido el médico durante la prescripción, con un paciente descontento que considera que si no se le prescribe no se le ha atendido bien"

Este mensaje no deja de llamarme la atención. Viene a decir que si el paciente se enfada le prescribo lo que sea para que se calle o se vaya contento.
Peligroso. Luego intenta explicarle lo que sea al paciente en la oficina de farmacia...

Fernandito Apan dijo...

Si hay algún médico que siente esa presión que se vea una temporada de HOUSE. ;)