miércoles, 18 de enero de 2017

Suenan las “Trumpetas” del Apocalipsis en la industria farmacéutica

(AZprensa) Hasta ahora Estados Unidos ha sido el mercado Nº 1 del mundo para la industria farmacéutica, acaparando en torno al 50 por ciento de las ventas de la mayor parte de las grandes multinacionales farmacéuticas; pero ahora llega Trump y lanza frases incendiarias cual si sonasen las trompetas (en este caso “Trumpetas”) del Apocalipsis para la industria farmacéutica estadounidense.

Dice, por ejemplo, que está dispuesto a bajar los precios de los medicamentos: “Tenemos que crear nuevos procesos de negociación de precios para la industria del medicamento, porque se están yendo de rositas”, ya que “somos el principal comprador de fármacos del mundo, y aun así no negociamos los precios adecuadamente”.

Dispara directo a la industria farmacéutica, asegurando que las grandes multinacionales “cuentan con muchos lobbies y mucho poder” y por consiguiente “hay muy poca negociación en medicamentos”, y él, claro, quiere imponer sus reglas.

Se dice, también, que va  a crear un panel de expertos para revisar la seguridad de los medicamentos, y se postula como director del mismo Robert F. Kennedy Junior, conocido por su escepticismo sobre las vacunas, el cual ha declarado que “Trump tiene algunas dudas sobre la actual política de vacunas, y tiene preguntas al respecto”. Y por supuesto su intención es "derogar y sustituir" la reforma sanitaria impulsada por Obama.

Eso sí, curiosamente pretende “atraer” con estas medidas a la industria farmacéutica para que lleve a Estados Unidos sus centros de producción: “Tenemos que conseguir que vuelva. Nos abastecen de fármacos, pero no los hacen aquí”. Como se ve, unas magníficas medidas para incentivar a una de las industrias que más invierte en I+D no solo en Estados Unidos sino también a nivel mundial. Si Trump convierte a Estados Unidos en una segunda Unión Europea para las farmacéuticas, los inversores buscarán otros sectores más productivos y la innovación farmacéutica caerá en picado.

No hay comentarios: