martes, 14 de marzo de 2017

La arruga ya no es bella

(AZprensa) Si hace unos años el modisto español Adolfo Domínguez ponía de moda el eslogan “la arruga es bella”, este eslogan no ha sido aceptado en el campo del aspecto físico como lo demuestra el creciente número de personas que utilizan técnicas de rejuvenecimiento facial tanto quirúrgicas como no quirúrgicas. La demanda de estas últimas aumentó, en concreto, un 10 por ciento el pasado año.

Las mujeres son quienes más las solicitan, aunque destaca cómo el número de hombres que se apuntan a las mismas está creciendo exponencialmente. Además, no existe ningún patrón fijo de edad, ya que quienes acuden a estas técnicas tienen edades que varían desde los 30 hasta los 80 años.

A día de hoy, el 60% de los tratamientos estéticos faciales que se practican en España son no quirúrgicos, siendo las técnicas más comunes los rellenos dérmicos con ácido hialurónico y el tratamiento con toxina botulínica.

Antes se recurría más al lifting para estirar y tensar la piel, mientras que ahora se tiende a combinar estiramiento y tensión con la restauración del volumen allá donde se ha perdido, sobre todo en mejillas y pómulos, para lo que se emplean, sobre todo, los rellenos de ácido hialurónico. Según explica la Dra. Eva Guisantes, de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), el ácido hialurónico es una molécula con una altísima capacidad de hidratar, además de hacer de soporte de la matriz extracelular, esto es, el líquido que hay entre las células del cuerpo. Por ello, funciona muy bien como restaurador de volumen y es muy útil para rellenar arrugas como las nasogenianas, que salen en los laterales de la nariz”.

Por lo que se refiere a la toxina botulínica, esta especialista explica que su función es la de relajar los músculos donde haya arrugas que dependan de la contracción de los mismos, lo que llamamos arrugas dinámicas o arrugas de expresión, que normalmente son las que se encuentran en la frente o cuando fruncimos el entrecejo. De hecho, esta técnica sólo está aprobada para uso estético en el tercio superior de la cara, concretamente en la zona glabelar (entrecejo)”. 

No hay comentarios: