martes, 23 de octubre de 2018

Un plan sencillo para mejorar la calidad de vida


(AZprensa) Según algunos estudios sólo uno de cada tres españoles mantiene unos hábitos de vida saludables. ¿Qué hay que cambiar para mejorar nuestra salud? En un gran número de casos sería suficiente con seguir estas cinco sencillas pautas de comportamiento:

1.- Tener una alimentación variada y equilibrada siguiendo lo que nos marcan instituciones como la Fundación Dieta Mediterránea a través de su pirámide de la alimentación.

2.- Disfrutar de una vida activa, evitando al máximo el sedentarismo, que es uno de los principales causantes de obesidad y diabetes.

3.- Beber entre un litro y litro y medio de agua al día, ya que, entre otras cosas, favorece una mejor digestión y elimina toxinas del organismo.

4.- Beber alcohol con moderación. Los expertos marcan un máximo de dos vasos de vino al día en el caso de los hombres y uno en el caso de las mujeres.

5.- Dejar de fumar. Es importante que un especialista nos guíe si no somos capaces de hacerlo por nosotros mismos.

Es importante recordar que la principal dificultad de las pautas de estilo de vida está en que se tienen que dar todas a la vez para que el cambio sea efectivo, ya que si dejamos de hacer alguna de ellas, el resto de las pautas no serán suficientes para alcanzar los beneficios esperados.

lunes, 22 de octubre de 2018

Plantas medicinales: Lo natural es… consultar con el farmacéutico


(AZprensa) Los farmacéuticos y los médicos madrileños se han unido en una campaña de divulgación para concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de consultar siempre a un profesional sanitario si se consumen plantas medicinales, ya que la fitoterapia puede presentar interacciones con la medicación habitual, puede producir efectos adversos y estar contraindicada en algunas enfermedades, embarazo, lactancia o intervención quirúrgica.

El vocal de Plantas Medicinales del Colegio de Farmacéuticos de Madrid, César Valera, recuerda que “es necesario ofrecer productos que estén indicados, asegurar una dosificación adecuada a cada necesidad durante el tiempo oportuno y tener en cuenta la situación personal de cada paciente para evitar posibles interacciones con otros medicamentos”.

Los farmacéuticos madrileños instan así a la población a consultar a los profesionales sanitarios antes de usar plantas medicinales, una vez que estos productos están adquiriendo cada vez mayor protagonismo. El 68 por ciento de los españoles afirma consumir este tipo de productos, según un estudio realizado por el Centro de Investigación sobre Fitoterapia en 2016. “Existen muchos tipos, procedencias y presentaciones y conviene desconfiar de aquellos productos de origen desconocido, que lo curan todo o que aseguran que no producen ningún efecto adverso”, alerta César Valera.

domingo, 21 de octubre de 2018

El prospecto debe ser un aliado, no una fuente de confusión para el paciente


(AZprensa) Para redactar los prospectos de los medicamentos se siguen las recomendaciones comunitarias. En primer lugar, la central del laboratorio farmacéutico correspondiente emite una propuesta de prospecto cuyo texto está en consonancia con la información contenida en la Ficha Técnica (documento dirigido a los profesionales sanitarios), autorizada por las Autoridades Sanitarias. Una vez recibida la propuesta de la central, los departamentos de Registro y Médico los traducen al castellano, manteniendo el mayor grado posible de inteligibilidad y adaptan su formato al recomendado en nuestro país, amén de incluir alguna información adicional de acuerdo con los requisitos nacionales como, por ejemplo, información acerca de determinados excipientes de declaración obligatoria, y otros consejos de índole general, con objeto de mantener al paciente lo mejor informado posible acerca del uso correcto del medicamento.

Es evidente que cuanta más cultura tengan los ciudadanos , más interesados estarán en conocer las propiedades de toda índole de los medicamentos que consumen y, por lo tanto, mayor será la preparación para juzgar si la información que reciben a través del prospecto es lo suficientemente exhaustiva como para comprender si los beneficios del tratamiento superan los posibles riesgos, evaluación que en el caso de medicamentos con receta, debe recaer en el médico, el cual debe informar sobre estos aspectos al paciente.

De manera complementaria, el farmacéutico juega también un papel fundamental a la hora de resolver cualquier duda que pueda surgir en la interpretación de algún término o explicación del prospecto, contribuyendo de manera eficaz a un buen uso del medicamento.

Con todo, se sigue echando en falta una redacción y una utilización de términos médicos más comprensible por el ciudadano medio, el cual lejos de comprender correctamente el significado de lo que dice el prospecto se asusta ante la cantidad de efectos secundarios, reacciones adversas, etc., que pueden aparecer con dicho medicamento, sin entrar a valorar que cualquier incidencia de este tipo que se produzca –por muy infrecuente que sea- es de obligado cumplimiento incluirla en dicho documento. De esta forma, el prospecto sigue siendo más una herramienta defensiva que deja constancia previa de los riesgos que asume el paciente que vaya a tomar dicho medicamento, antes que un documento informativo para una perfecta comprensión de lo que el paciente debe esperar del citado medicamento.

sábado, 20 de octubre de 2018

El “moco escolar” ataca de nuevo


(AZprensa) Una vez comenzado el curso y con la primera bajada de las temperaturas, las infecciones de las vías respiratorias hacen temer la generalización del conocido ‘catarro común’ entre los más pequeños. En esta época del año las defensas pueden estar un poco alteradas y los contagios entre niños están a la orden del día, que suelen darse por estornudos o secreciones respiratorias.

Los niños que más se ven afectados son los menores de cinco años, cuando los resfriados, generalmente, se limitan a uno o dos por curso con síntomas como la tos, la congestión nasal y una abundante mucosidad que, en muchas ocasiones, se prolonga largos periodos durante el curso escolar.

Por ello Rafael Esteban, especialista en Farmacia de Faes Farma, recomienda “La línea NasoFaes ha sido específicamente diseñada para abordar problemas concretos de la mucosa nasal, teniendo muy presente las necesidades tanto de los adultos como de los más pequeños y con el objetivo de hacer del cuidado nasal específico una rutina sencilla y agradable”.

En este sentido, NasoFaes Fluid+ Pediátrico es complementario y previo a otros tratamientos, y está disponible en un envase especialmente diseñado, con válvula especial ‘one way’, que permite utilizarlo en cualquier posición y garantiza la no contaminación del contenido durante su uso.

Eso sí, habrá que pagarlo ya que su coste no lo cubre la Sanidad pública.