miércoles, 18 de julio de 2018

El dolor afecta a quienes lo padecen… y a quienes le rodean


(AZprensa) Si bien es cierto que cada país convive con el dolor de una manera distinta, todos coinciden en las consecuencias que tiene en la calidad de vida. Más allá del propio impacto físico que el dolor provoca, el 88 por ciento de los españoles considera que el dolor afecta a su bienestar general. En este sentido, los españoles consideran que el dolor causa un impacto negativo en su vida cotidiana, tanto a nivel social (75%), familiar (69%) o amorosa (65%), afectando no sólo a sus vidas, sino también a los que les rodean (48%). Además, según la encuesta realizada por la compañía Edelman Inteligence para potenciar la imagen de Voltadol, el dolor también afecta al sueño de los españoles (57%).

“En las consultas de fisioterapia tenemos dos perfiles claramente definidos. Aquellos individuos con una vida sedentaria, que presentan malos hábitos posturales y cargan pesos de manera inadecuada. Por otro lado, aquellos más activos, pero que realizan actividades físicas mal ejecutadas, sin un plan de entrenamiento definido ni calentamientos o estiramientos asociados. En ambos casos, la población sufre dolores músculo-esqueléticos que debe solucionar a la mayor brevedad posible para que las lesiones no aumenten y/o no se repitan”, asegura la fisioterapeuta Cristina García García.

martes, 17 de julio de 2018

El color no depende de la cantidad de pigmentos sino de su vibración


(AZprensa) Un estudio liderado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descubierto que los colores de las plumas de las aves se deben más a la forma con que vibran las moléculas de los pigmentos que a la concentración de los mismos. El hallazgo, publicado en la revista “Integrative Biology”, supone un cambio conceptual sobre el proceso físico que da lugar a la coloración del plumaje de las aves.

“Hemos descubierto que la vibración molecular del pigmento afecta de manera importante a sus propiedades electrónicas de absorción de la luz, que es lo que percibimos como cambios de color”, explica Ismael Galván, investigador en la Estación Biológica de Doñana, del CSIC.

“Lo que determina el color de cualquier sustancia es la manera en que sus moléculas absorben la luz; pero las moléculas vibran, y esa vibración puede afectar a la absorción de la luz”, explica Galván. “Eso se sabía en teoría, pero nunca se había observado, y menos medido, sobre el color de los seres vivos”, añade.

Galván ha colaborado con el químico físico Javier Cerezo, de la Universidad de Murcia, para analizar los pigmentos de 47 especies de aves, con muestras obtenidas en el Museo Nacional de Ciencias Naturales, en Madrid, y en el Instituto Islandés de Historia Natural, en Reikiavik. Así han descubierto que las características vibracionales de los pigmentos más comunes en animales, denominados melaninas, tienen hasta nueve veces más peso a la hora de explicar las diferencias de coloración entre cada especie, que la concentración de los pigmentos. Entre las especies estudiadas están el cuervo, el mirlo, la garza real, la gaviota argéntea, el gorrión común, el ruiseñor bastardo, la abubilla y la paloma.

El hallazgo del efecto de la vibración molecular puede abrir una vía que facilite el cambio evolutivo en el fenotipo, la apariencia, de los organismos.
(En la imagen, un ejemplar de Zarapito trinador, una de las especies incluidas en este estudio).

Las personas que toman drogas no quieren saber nada de la hepatitis C


(AZprensa) Desde la puesta en marcha del Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C en la sanidad pública española, más de 100.000 personas han recibido tratamiento para la hepatitis C. “Esta cifra coloca a España entre los principales países involucrados en la respuesta frente a esta enfermedad. A pesar de ello, las personas usuarias de drogas registran una fracción de hepatitis C no diagnosticada bastante alta. De hecho, en Cataluña se registran una fracción de hepatitis C no diagnosticada de un 23%”, ha señalado Juanse Hernández, coordinador del Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH, gTt–VIH.

“Los ensayos clínicos –explica este especialista- avalan la eficacia y la seguridad del tratamiento en pacientes que se inyectan drogas y demuestran que los resultados son similares a los observados en la población general. Además, el tratamiento es una estrategia coste-efectiva ya que al mismo tiempo permite reducir la incidencia del virus en este colectivo y prevenir también infecciones secundarias”.

Tal como ha explicado Hernández, “las personas usuarias de drogas son el colectivo que registra una tasa de tratamiento más reducida debido, principalmente, a la desconfianza que existe hacia el tratamiento de la hepatitis C por parte de este colectivo. Muchas de estas personas piensan que el tratamiento actual de la hepatitis C provoca efectos secundarios graves, conlleva ciclos largos de tratamiento, pruebas diagnósticas invasivas o numerosas contraindicaciones, como el consumo activo de sustancias. Por ello, necesitamos conseguir un cambio en la percepción de estos pacientes hacia el tratamiento que nos permita eliminar la enfermedad en este colectivo, además de mejorar su comunicación con los médicos y con el resto de profesionales que se ocupan de su cuidado”.

lunes, 16 de julio de 2018

¿Interesa tener Parafarmacia en la Farmacia?


(AZprensas) Según el análisis realizado por expertos en el semanario especializado “El Global”, bajo el título “¿En qué ocasiones le interesa al farmacéutico titular constituir una sociedad de parafarmacia?”, se alerta que si bien actualmente es cada vez más habitual la constitución de sociedades de parafarmacia, sin embargo hay un alto porcentaje de las mismas que no están correctamente constituidas y no tiene sentido mantenerlas, no sólo por el coste y trabajo que conlleva, sino porque también se arriesgan a ser sancionados por las diferentes Administraciones.

Como resumen se dan tres puntos a partir de los cuales puede ser interesante constituir en la propia farmacia un espacio independiente de parafarmacia:

  • Facturación anual alta (>350.000 euros) y con importante peso de la venta libre (>30%). Las asesorías especializadas en el sector de oficina de farmacia recuerdan que por debajo de esa facturación no es recomendable en “ningún caso” la constitución de una sociedad de parafarmacia, sea cual sea el protagonismo de este campo en el total de la facturación. 
  • Disponer de las infraestructuras suficientes para asegurar, y constatar, la independencia entre actividades. Tras la constitución de la sociedad, la venta de parafarmacia debe estar “perfectamente” separada y diferenciada del resto de actividades. Ello supone contar con un espacio diferenciado, plantilla, caja registradora, contabilidad ordenador, mobiliario propio, etc. Esa diferenciación es uno de los aspectos que más de cerca vigila Hacienda en las inspecciones. 
  • Tener suficiencia económica. Para que sea rentable la constitución de la sociedad es clave que el farmacéutico tenga capacidad económica suficiente para poder dejar los obtenidos para invertir a través de ella. El beneficio generado por la sociedad solo puede sólo puede utilizarse para gastos o inversiones de la propia sociedad y en modo alguno para gastos o inversiones privadas del dueño persona física, de la sociedad. Si este beneficio se desea transferir al patrimonio privado para así poder atender con el mismo gastos ó inversiones privadas, se debe proceder al reparto de dividendos de la sociedad a sus socios y someterse a una doble tributación que echa por tierra las ventajas.