domingo, 25 de febrero de 2024

Cuando el autor de una novela no sabe lo que va a pasar

(AZprensa) Hoy vamos a hablar de un cadáver, pero no uno cualquiera sino de un “cadáver exquisito”. Porque así se conoce a una técnica para escribir un libro (normalmente una novela) en donde varias personas que se van turnando para dar paso a las sucesivas aportaciones, sin un guion fijo sino todo lo contrario: improvisado. De esta manera, y a diferencia de cualquier novela donde el autor tiene en la cabeza qué derroteros va a seguir la historia, en las novelas que adoptan la técnica de “cadáver exquisito” ni siquiera los autores saben qué va a suceder a continuación, porque por mucho que uno se esmere en hacerla progresar en un sentido, luego llega el siguiente y cambia todo de un plumazo. Esto genera continuas sorpresas no solo a cada uno de sus autores, sino también, y por supuesto, al lector a quien va dirigida la historia.
 
Pero estamos hablando de cadáveres “exquisitos” y esto significa que la historia debe tener empaque y atractivo, coherencia y ritmo, un estilo que aglutine los diferentes estilos de sus autores, y un interés en suma que atrape al lector.
 
Un vivo ejemplo de esto lo constituye la novela de humor “El dulce grojeo del buitre en celo”, porque esta historia coral nos ofrece toda la gama de situaciones que uno puede encontrarse en la vida misma, así como otra gama de situaciones que más vale que ninguno se encuentre en la vida misma... salvo que quiera perderla.
 
Amor e infidelidad, médicos y laboratorios, ideales y corrupción, diarrea y estreñimiento, capos y sicarios, pizza y mortadela, guardias civiles y casados por la Iglesia, vida y muerte, melones y más melones... todas las pasiones del ser humano aparecen en los 127 episodios que componen esta obra.
 
Ninguno de sus cuatro autores ha escrito dos capítulos seguidos. Cada uno ha continuado la historia como le ha dado la gana, sin consultar con sus predecesores aunque manteniendo la regla de construir sobre lo ya edificado. Por increíble que parezca, la historia atrae, engancha y hace sonreír con su humor absurdo y surrealista, formando una pieza sólida y coherente (dentro de su incoherencia) en la que un lector ajeno no sabrá distinguir quién ha sido el autor de cada uno de los capítulos. Son, pues, cuatro autores distintos y una única y verdadera novela.
 
Desde aquí, no podemos más que agradecer a los autores su esmero y dedicación por llevar a buen puerto esta magna obra  y,  por  supuesto,  felicitarles  por su desbordante imaginación y facilidad de expresión. Y a los lectores, felicitarles también por haber elegido esta obra que estamos seguros les hará pasar un buen rato. Con la que está cayendo por ahí fuera, más nos vale sonreír un poco.
 

Más información sobre esta novela, en donde el humor alcanza el estado de gracia, en este enlace…
“El dulce gorjeo del buitre en celo”: https://www.bubok.es/libros/210805/El-dulce-gorjeo-del-buitre-en-celo

sábado, 24 de febrero de 2024

Cuando la explicación racional mete la pata

(AZprensa) Cada vez que se encuentra algo que va contra el saber establecido y que de aceptarlo echaría por tierra todo lo que se creía hasta el momento, surgen de inmediato los defensores de lo racional para dar explicaciones lógicas y quitar cualquier atisbo de misterio. Un ejemplo de eso lo tenemos en las “pirámides de la Antártida” y en la metedura de pata del geólogo del Centro Alemán de Investigaciones de Geociencias, Mitch Darcy.
 
Cuando las imágenes de uno de los satélites que orbitan la Tierra nos mostraron estas imágenes, la imaginación popular entró en efervescencia y muchos empezaron a hablar de pirámides construidas por extraterrestres hace muchos miles de años o quizás por una civilización avanzada que habitó la Antártida antes de que esta estuviese cubierta por el hielo.
 
Esta pirámide (o montaña con forma de pirámide) está situada en la cordillera Ellsworth de la Antártida y, aunque está casi toda ella cubierta por el hielo, se estima que tiene una altura de 1.219 metros. Lo que más sorprende no es sólo su forma perfecta de pirámide, sino que sus cuatro caras son iguales, y todo ello parece dar la razón a quienes sugieren la hipótesis de una construcción de habitantes inteligentes de hace miles de años, bien fueran terrícolas o extraterrestres.
 
El profesor de Ciencias terrestres de la Universidad de California, Enric Rignot, dice que montañas con forma de pirámide se encuentran también en otras partes del mundo y son formaciones naturales, aunque reconoce que es muy difícil encontrar alguna como esta que tenga las cuatro caras iguales.
 
Pero como desde fuentes oficiales de todo el mundo se tiende siempre a racionalizar lo misterioso, sobre todo si va en contra del saber establecido, no se cansan de llamarla “montaña pirámide” y de dar a los medios de comunicación titulares como “la verdad sobre la montaña pirámide” para dejar bien claro que sólo es una montaña.
 
Como la Antártida está muy lejos y además es “territorio prohibido”, es decir, está prohibido el acceso a este continente y sólo se admiten en el mismo a reducidos y selectos grupos de militares y científicos, nadie más puede adentrarse como turista curioso en este territorio para ver de cerca tan singular formación.
 
Así las cosas, deberíamos conformarnos con lo que dicen las fuentes oficiales y creer que sólo se trata de una casualidad geológica, pero entonces va el tal Mitch Darcy que señalábamos al principio de este artículo y mete la pata al decir que la zona en que se encuentra posee una gran riqueza geológica y arqueológica. “¿¡Arqueológica?!”
 
¿Cómo que “arqueológica”? El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española nos dice bien claro que “Arqueología” es la “ciencia que estudia las artes, los monumentos y los objetos de la antigüedad, especialmente a través de sus restos”. Pero ¿no habíamos quedado en que en la Antártida sólo hay hielo y que nunca estuvo habitada? Si es así, no puede haber ninguna “riqueza arqueológica”. ¿Sabe Mitch Darcy algo que los demás desconocemos? ¿Ha metido la pata o sólo ha sido un lapsus, una incongruencia al expresarse?
 
Pues la verdad es que –sea una cosa u otra- nos hace pensar, y más aún cuando nos fijamos en las fotografías que se han hecho públicas y vemos que esa “montaña pirámide perfecta” tiene junto a ella otra “montañitas pirámides igualmente perfectas” asomando sobre la superficie de la nieve.
 
¿Estamos ante una “meseta de Guiza” en versión antártica? Y si no es así ¿por qué no dan más informaciones al respecto? Lo que está claro es que la obsesión por los desmentidos produce con frecuencia el efecto contrario.
 

Fue una serie de televisión de gran éxito en los ochenta, pero escondía un mensaje subliminal que hasta ahora no había sido descubierto…
“La Biblia de Falcon Crest”: https://amzn.to/30PpmGM

viernes, 23 de febrero de 2024

Puedes hacer flashback, pero no lo digas

(AZprensa) Hay que felicitar a aquellos periódicos como “La Razón” que de vez en cuando nos enseñan y/o nos recuerdan que podemos expresarnos en nuestro idioma sin tener que recurrir a palabras extranjeras. Claro que también habría que educar y mentalizar a la gente de que no por decir palabras en inglés eres más inteligente, o estás mejor preparado, o eres mejor profesional, o vas a ser mejor aceptado socialmente, o…
 
El ejemplo que traemos hoy es bastante ilustrativo porque todos conocemos y bastantes de nosotros usamos la palabra inglesa “flashback” para explicar algo del pasado cronológico, e incluso estamos acostumbrados a ver “flashbacks” en el cine y en la literatura. Esa manía de utilizar palabras inglesas cuando ya existen palabras en español para expresar lo mismo se denomina anglicismo.
 
En vez de decir “flashback” deberíamos utilizar la palabra española “analepsis” que, según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (RAE) es “pasaje de una obra literaria que trae una escena del pasado rompiendo la secuencia cronológica”.
 
Y si ese salto narrativo lo queremos hacer hacia el futuro, también tenemos otra palabra en español para expresarlo, “prolepsis” que, según la RAE, es un “pasaje de una obra literaria que anticipa una escena posterior rompiendo la secuencia cronológica”, dando también a esta palabra el significado de “anticipación por parte del autor a la objeción que se le pudiera hacer”.
 
Todos hacemos habitualmente “analepsis” y “prolepsis” y sin embargo no utilizamos estas hermosas palabras que tenemos en nuestro idioma. Así que podemos seguir haciendo todas las anacronías que queramos, esto es, alterar el orden natural de lo que estamos contando, tanto si vamos hacia atrás en el tiempo “analepsis” como si vamos hacia el futuro “prolepsis”, pero, por favor, utilicemos nuestro idioma y dejemos el “flashback” para los angloparlantes.
 
Como ejemplo de estas anacronías en la narrativa, aquí dejo este pequeño relato que escribí hace ya muchos años, con un interesante juego de analepsis y prolepsis:
https://azpressnews.blogspot.com/2024/02/rojo-sobre-negro.html
 

Fue una serie de televisión de gran éxito en los ochenta, pero escondía un mensaje subliminal que hasta ahora no había sido descubierto…
“La Biblia de Falcon Crest”: https://amzn.to/30PpmGM

jueves, 22 de febrero de 2024

Conspiranoicos, racionales e imparciales

(AZprensa) A muchos de nosotros nos gustan los misterios y todo eso de los extraterrestres, lo paranormal, etc.; pero una cosa es el misterio, otra muy distinta la obsesión por desacreditarlos, y otra también muy distinta, la utilización de un razonamiento imparcial. Por eso hoy vamos a poner un ejemplo sobre estos tres puntos de vista…
 
Para ello nos vamos a ir al desierto de Arabia Saudí, a 44 kilómetros de la ciudad de Tayma que es el lugar habitado más cercano a una enorme piedra muy singular, conocida como Al Naslaa.
 
Esta piedra tiene 9 metros de altura por 7,5 metros de ancho, y como puede verse en la fotografía superior está cortada perfectamente en vertical como si alguien la hubiese partido con un rayo láser, de esos que aparecen en las películas de ciencia ficción.
 
A eso se agarran los “conspiranoicos” y fanáticos de los misterios, defendiendo que han sido los extraterrestres quienes hace muchos siglos cortaron esa piedra no se sabe bien por qué. Y la verdad es que vista así la piedra, parece que tienen razón. En consecuencia son muchos los turistas que se aventuran por el desierto para contemplar la piedra y hacerse fotos junto a ella, unas fotos parecidas a la que muestro en la parte superior y que puede encontrar en Internet cualquiera que busque información sobre la misma.
 
En el lado opuesto, los “racionales”, nos hablan de que son simples fenómenos geológicos los que han cortado así dicha piedra. Todos sabemos que los sucesivos cambios de tiempo (frío-calor, congelación-descongelación, viento y lluvia) son capaces de partir las piedras, pero no deja de llamarnos la atención lo perfecto de este corte. No obstante los “racionales” insisten en que esto no tiene ningún misterio, sino que es algo normal.
 
Finalmente, entre unos y otros, estarán los “imparciales”, los que tratamos de analizar las cosas con serenidad, sin dejarnos llevar por ideas preconcebidas. En este caso, la vista de la piedra parece que da la razón a los “conspiranoicos”, pero lejos de dar algo por sentado sin más análisis, tratamos de ver el todo, no sólo una parte. Y así, buscamos otras fotografías de dicha piedra tomadas desde distinto ángulos y ¡oh sorpresa! al fin encontramos una que ofrecemos a continuación. En ella se ve que no se trata de un corte perfecto realizado con un rayo láser, sino de un efecto óptico según desde qué lado hagas la foto. Porque desde este lado, se ve que los dos gajos de la piedra no están paralelos sino más separados por abajo que por arriba, y uno de los gajos continúa partido más allá de la “incisión” del supuesto rayo láser.
 
En definitiva, este es un ejemplo que demuestra el fanatismo de unos y otros, de los “conspiranoicos” haciéndonos creer que han sido los extraterrestres, y de los “racionales”, haciéndonos creer que eso es una cosa normal fruto de la geología. Sin embargo, la piedra de Al Naslaa ni la han cortado los extraterrestres ni es una cosa normal de la geología, sino que es un fenómeno natural pero insólito, algo que muy pocas veces sucede con tal grado de perfección. La piedra se ha partido de forma natural, pero la forma en que lo ha hecho no es normal y por tanto bien merece una visita y una pequeña reflexión que nos aleje del fanatismo de unos y otros.
 

Esta mítica serie de televisión escondía un mensaje secreto que ahora, por fin, ha sido desvelado…
“La Biblia de Falcon Crest”: https://amzn.to/30PpmGM

miércoles, 21 de febrero de 2024

La educación en Finlandia va a lo práctico

(AZprensa) En todos los rankings mundiales sobre Educación, Finlandia aparece siempre como líder y su modelo educativo es el más eficiente, a pesar de lo cual muy pocos países intentan imitarlo.
 
Lo más llamativo es que en Finlandia se prepara a los alumnos para la vida real, tanto en el conocimiento de las materias educativas como en los aspectos del día a día que debe enfrentar un adulto. En cuanto a materias, se enseña a trabajar en equipo y se enseña la aplicación práctica de los conocimientos, de tal forma que cuando esos alumnos lleguen al mundo laboral apenas si encontrarán diferencias entre lo que hacían en el colegio y lo que tienen que hacer en su empresa.
 
Pero un alumno no siempre será un niño, sino que más adelante será adulto y hay muchas cosas que un adulto necesita saber para el día a día de su vida. Todo eso también se enseña en el colegio. Por ejemplo, allí se les enseñan cocina, trabajos manuales, costura y administración del hogar. Cuando un alumno deje sus estudios podrá vivir de forma independiente porque ya le habrán enseñando todo lo que necesita para hacerlo, tanto para acceder al mundo laboral como para ser autosuficiente a nivel doméstico.
 
Por otra parte, las clases en la enseñanza primaria sólo suelen tener unos 9 alumnos por cada tres adultos, estando comprendidos en estos últimos dos profesores y una cuidadora para los más pequeños. Y en la enseñanza superior no se da ni de lejos la masificación que ofrecen las Universidades de otros países.
 
Cuando comparamos este modelo educativo con el de cualquier otro país, incluido España, vemos que los dirigentes políticos intentan rebajar el número de alumnos por clase, pero jamás se les ha pasado por la cabeza incluir entre las asignaturas todo aquello que necesitarán en su vida adulta: cocinar, coser, trabajos manuales, gestiones con los bancos, gestiones con las Administraciones públicas, economía doméstica, etc.
 

Las sociedades del norte de Europa van muy por delante del resto…
“Cosas de Noruega”: https://amzn.to/30R9seS