sábado, 28 de abril de 2018

El salto de Alvarado



(AZprensa) No está muerta, la poesía vive y ha inundado la Red con sus poemas. Y a esa lluvia incesante de poemas quiero sumar ahora esta contribución-homenaje a una escritora que cada día comparte con nosotros ese lenguaje del alma que se llama “Poesía”.

Cuentan crónicas lejanas cómo Alvarado escapó:
Perseguido por los indios y frente a él… el abismo.
Sin más arma que su lanza, por su valor protegido,
la transformó en pértiga y saltó con tanta fuerza,
ante los ojos incrédulos, salvando así el precipicio.

Desde entonces cada salto que supera el raciocinio
“Salto de Alvarado” llaman en honor de aquél suceso,
y aún hoy, saltado el tiempo, y en días de mayor sosiego,
hay quien salta por la Red lanzando versos y besos,
compartiendo en los poemas su emoción y sentimientos.

(Jamás pensé que sería
ese brazo ejecutor
que relata cómo Jay
nos abre con sus poemas
la puerta del corazón).

No hay comentarios: