viernes, 12 de enero de 2018

El agua se mantiene líquida a 43 grados bajo cero

(AZprensa) Parecía que sabíamos todo sobre el agua y no es cierto. Ahora, un equipo de investigadores, con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha demostrado que el agua líquida pura puede existir a 43 grados bajo cero.

El trabajo ha sido publicado en el último número de la revista “Physical Review Letters” y en él se explica cómo el agua tiene unas propiedades anómalas, como por ejemplo, su densidad, que es máxima a 4°C, o el hecho de que su forma sólida sea menos densa que en su estado líquido. Estas peculiaridades han permitido preservar la vida en el fondo de los lagos helados durante las glaciaciones y afectan al clima terrestre porque los casquetes helados flotantes no modifican el nivel de los océanos. Algunas de esas anomalías, como la capacidad calorífica (la cantidad de energía necesaria para cambiar la temperatura de una sustancia) se acentúan cuando el agua se enfría por debajo del punto de congelación (0°C).

Por eso los científicos se plantearon la pregunta de “¿hasta qué punto es posible enfriar el agua sin que se congele?”, y una manera de ahondar en ese conocimiento era estudiando la estructura del agua líquida subenfriada, que es aquella que permanece en estado líquido por debajo del punto de congelación.

Las moléculas de H2O en su estado líquido o sólido se enlazan entre sí mediante puentes de hidrógeno, formando una red tridimensional. Esta red es la responsable de que el agua sea líquida a temperatura ambiente y de sus anómalas propiedades. Cuanto más se enfría el agua por debajo de 0°C, más inestable se vuelve respecto a su conversión en hielo.

Este descubrimiento abre nuevas vías a la comprensión de los ciclos del agua en otros cuerpos celestes en donde hasta hace poco se creía que, debido a las bajas temperaturas detectadas en sus superficies, sólo podía existir en forma de hielo.

No hay comentarios: